INSTITUCIONES
Gobierno
Municipalidad
Educativas
Escuela Nº 5
Escuela Nº62
I.T.E.S.
Escuela Valle Nereco
U. Educativa Nº28
Colonia Chapalcó

Deportivas
Guardia del Monte
Sportivo Toay
E. Coreográfico "Arte"

EVENTOS
Posta Mariana Juvenil

SERVICIOS
Horario de Micros
Teléfonos y Direcciones
Guía Turística
Encuestas
Fondos de Pantallas
Postales
Libro de Visitas

ENFOQUES

Escudo
Geografía
Historia
La Pampa

Toponimias


CULTURALES
Casa MuseoO.Orozco
Biblioteca
Monumentos
Escudo
Poetas
Fotos

PUEBLOS
Cachirulo
Naicó
Comunidad Ranquel Vascos en La Pampa

PERSONAJES
Lorenzo Jarrín
Tomás Domínguez Patricio Fiorelo
El Negro Castellanos
El Pobre Viejo

EVOCACIONES
Desde Córdoba

Viejos Oficios
¡Aquellos Juegos..!
Fotos en Sepia

Amarillos y Ocres


NOTICIAS
FM "Ciudad"
Recortes de periódicos
Efemérides

OTROS
El Archivo

Links
Indeseables
Créditos

La Familia
Distinciones

DE LA LOMBARDIA A LAS PAMPAS ARGENTINAS


TERNATE: CUNA DE DON CESAR
  .. << volver ..siguiente >>>

LA LLEGADA DE DON CESAR TAMBORINI A LA PAMPA

Hace cien años llegaba a Toay don César Tamborini, un inmigrante italiano que había arribado al país unos veinte años antes, y que había elegido como primer destino la provincia de Santa Fe.
Curioso destino el suyo. Como la de tantos miles de europeos que desembarcaran en las últimas décadas del siglo XIX y primeras del XX en las playas argentinas.
Había nacido en Ternate, población del norte de Italia, ubicada Había nacido en Ternate, población del norte de Italia, ubicada en esa región conocida como la Lombardía. Actualmente la población apenas supera los dos mil habitantes, y está emplazada en una zona de lagos, en el extremo norte del Comabbio que baña sus riberas. Muy cerca y mas arriba se encuentra el Lago di Monate, en tanto al este se encuentra el Lago di Varese. Por otra parte, a poca distancia (nor oeste), esta el Lago Maggiore, en tanto el Lago di Como (tal vez el mas conocido mundialmente), se ubica hacia el nor este. La frontera con Suiza está a minutos del lugar.

Ampliar la  Imagen
DON CESAR ERCOLE TAMBORINI Y SU ESPOSA DOÑA ANTONIA BACHETTI
La región donde se emplaza Ternate se caracteriza por su elevado nivel cultural, escenario de encuentro de pueblos y acontecimientos y personajes históricos que han dejado huellas imborrables en el norte de la península, constituyéndose en legados de la humanidad.
En su juventud, don César tuvo oportunidad de estudiar música en Milán, que está a pocos kilómetros de Ternate, graduándose de profesor en la Universidad de dicha ciudad.
Aún cuando su vocación musical persistiría, muy lejos estuvo ésta de ser su medio de vida futura. Es que el destino deparaba para él un largo, muy largo viaje, y otra sería la forma de alcanzar el sustento.


César, señalado con una cruz, junto a varios de sus hijos y empleados

DE UNA BOTA A OTRA

De sus padres –Luis (o Luiggi) y Regina Montalbetti-, tras su matrimonio con Antonia Bachetti y del alumbramiento de su primer hijo (Federico), se despidió en la década de 1880 y junto a su esposa y ese pequeño vástago, emprendió la “aventura” del momento: partir hacia América. Eligió como país donde recalar en el nuevo mundo a Argentina. “Argentina: Tierra de Promisión”, es el título de un libro, si mal no recuerda el autor de esta nota. Argentina: Tierra de Promisión debe haber sido una suerte de eslogan no escrito, que martillaba en las conciencias de muchos europeos de los mas diversos países que nutrieron nuestro suelo, al que llegaron buscando un destino mejor, atraídos por el magnetismo de una palabra nueva: pampa. Pampa: inmensidad; silencio; paz; futuro; comunión con la naturaleza; misterio; trabajo; progenie; educación; felicidad; sueño; sudor; aventura; desafío.......Toda la magia posible e imposible en esa palabra indefinible, única.......
Hombres de origen italiano figuran en los albores de la nacionalidad. Vale recordar que varios de ellos integraron la Primera Junta de Gobierno Patrio. Pero es a partir de la década de 1880 cuando se produce una suerte de “aluvión”, que hace que un porcentaje alto de la población del país actual, tenga esas raíces. Es que la apertura a la inmigración sacudió a Europa y especialmente a Italia, desde donde la respuesta cobró forma de barcos atestados de hombres, mujeres y niños que abarrotaron puertos y hospedajes.
Algunos prefirieron viajar al norte de América. Otros al sur, mas lejano en millas pero mas cercano en costumbres, lenguaje, religión y cultura. En definitiva: raíces mas próximas. Don César optó para esta segunda alternativa.
Es probable que al soltar amarras el barco, una lágrima habrá brotado de sus ojos y se habrá deslizado por sus mejillas. Y tal vez, al dejar atrás las Columnas de Hércules, habrá comprendido que el suyo era un viaje sin retorno. Todo aquello que miles y miles de nuestros antepasados sintieron al desaparecer la tierra europea tras la curvatura del océano, sin dudas invadió el ser de Tamborini. Pero las cartas ya estaban echadas.......
Tras surcar las turbias aguas del Mar de Solís –que no es otro que el Plata-, don César, su esposa y su hijo pisan Buenos Aires. De allí decide afincarse en Villa Casilda, al sur de Santa Fe. De la “bota” itálica a la “bota” criolla.
En el nuevo destino comenzó a labrar la tierra, dedicándose a tareas agrícolas. Y como dice la letra de una conocida milonga:
“las noches le dieron hijos,
los surcos le dieron pan....”,
con el paso de los años otros diez hijos fueron llegando: Angel, Andrés, María, Julia, Antonio; Elena; David; Ursula; Carlos y Luis.
Sus múltiples deberes y ocupaciones no impidieron que dedicara tiempo a la música. Así es que en la Villa Casilda crea una Banda de Música.


Ampliar la  Imagen



| Inicio | contacto |







Subir
  Los textos, dibujos y fotografías que aparecen en este website están debidamente autorizadas para poder ser publicadas en el sitio. Quedando de esta forma prohibida cualquier reproducción sin el permiso explícito de los sus autores. © 2000-2006 COPYRIGHT