Viejos Oficios



De pozos y poceros


El pozo de agua
El pozo de agua era una "institución" en cada hogar. Salvo las excepciones de algunos vecinos que tenían bombeador o molino, todas las casas del pueblo tenían su pozo de agua. Mediante una roldana por donde pasaba una soga o cadena, se bajaba el balde hasta la profundidad de la napa -que variaba según los casos-, y luego se subía a fuerza de brazos. A veces, cuando el balde era muy grande, porque había necesidad de extraer mucho líquido, se ataba la punta de la soga a la montura de un caballo, y lentamente se efectuaba la maniobra de bajar y subir el balde. Generalmente, al pié del pozo se ubicaban tambores donde se acumulaba agua para elriego u otros menesteres.
Otra forma de juntar agua -y esto se hacía en casa de mis abuelos-, era contar con un sistema de canaletas, donde el agua de la lluvia era recibida de los techos de chapas, y desembocaba en dos grandes tambores de doscientos litros cada uno.

Pocero
El pozo de agua, traía aparejado una profesión dedicados a ellos:el pocero.
Había cierta interesante mano de obra ocupada de este duro trabajo. Por esos tiempos, no había máquinas perforadoras. Así que _ya sea para abrir un nuevo pozo, o para reperforar el ya existente, por agotamiento de la napa anterior-, había que utilizar palas y picos. estos hombres, al hacerse cada vez mas profunda la cavidad, bajaban por la soga, o se ataban a un extremo, y eran descendidos por quienes quedaban arriba -para recibir la tierra o greda que se fuera extrayendo-, o también utilizando el caballo para tirar de la soga, en algunos lugares -o en algunas oportunidades, y especialmente en ésta de cavar el pozo-, se utilizaba una "pelota". La "pelota" no era otra cosa que un cuero grande, bien "sobado", redondeado, que se ataba por sus extremos en varias partes y que, con el peso de tierra, tosca, greda o agua, tomaba la forma precisamente, de una "pelota".
Mas de un pocero ha sufrido accidentes cumpliendo con su difícil profesión. En algunos casos, por desmoronamientos -muy contados, pues sabían muy bien su oficio y "calzar el pozo" no tenía secretos para ellos-, o por resbalones al bajar o subir; por desprendimientos de baldes o pelotas, o por objetos que pudieran caerse desde el "brocal" hacia el fondo, donde se encontraban trabajando.
Esta gente realizaba su actividad no solo en el pueblo, sino también en la zona rural, donde sabían pasar meses cavando la tierra, hasta llegar a las frescas y vitales napas de agua. Ganaban buen dinero, al que muchas veces dilapidaban en los "boliches" o en alguna "tabeada" ¿esto ocurría un poco por buenos amigos; otro poco, quizás como tomándose esquite de una vida de sudor, sacrificios y privaciones; así, pagaban las "copas" (en repetidas "vueltas"), a los presentes que se arrimaban al mostrador y la mesa donde se acodaban; o tirando el manojo de billetes a "buena" o á "mala", dejando que el "hueso" decidiera cual sería su suerte...Y los pesos, ganados con tanto esfuerzo y riesgo, en largas temporadas, desaparecía en pocos días. No faltaba, tal vez, el "vivillo" que al verlos "encopados", se quedaban de alguna manera, con parte (de ese dinero... Y toda la inversión que llegaban a hacer, a veces no superaba la de comprar algún par de alpargatas nuevas, alguna "bombacha" (era raro verlos vestir pantalón); algún pañuelo de cuello, gorra vasca o sombrero, o alguna otra prenda para si, o para alguno de los miembros de su familia...

| Portada | | Almacén de ramos generales | Bebida fresca | Lavandera |






| Inicio | Contacto|
Subir
  Los textos, dibujos y fotografías que aparecen en este website están debidamente autorizadas para poder ser publicadas en el sitio. Quedando de esta forma prohibida cualquier reproducción sin el permiso explícito de los sus autores. © 2000-2002 COPYRIGHT