<< Inicio


HISTORIAS DE JINETES




DON ROSARIO BALMACEDA: “EL POBRE VIEJO”
Autor: JUAN PABLO MORISOLI (
Topógrafo , Escritor y Viajero).


MONTAS BRAVAS

Montó miles de caballos y recuerda animales bravos, como por ejemplo, a un tordillo negro que lo vio voltear sesenta y seis montas , hasta que un día le tocó montarlo a él, recuerda que fue un jueves 13 de enero, y ahí le quebró el invicto al tordillo. Ese caballo se llamaba “El padre de los gauchos” y formaba parte de la caballada “El Relincho de Carmen de Areco”de Roberto Sil.
Entre otros animales bravos recuerda en las jineteadas de Toay , en la vieja estación del Sur , haber montado un tostado patas blancas de los hermanos Peyrán que era bellaqueador como pocos y otra ocasión en la primera fiesta del Caballo en Ingeniero Luiggi montando un zaino , en el momento de caer no pudo sacar el pie del estribo y el caballo lo arrastró y le quebró el pie.

El Pobre Viejo jineteando
Me cuenta que domando en una cancha no muy limpia en Victorica, en el momento que va cayendo arrastrando un brazo por suelo , aparece un tronco entre unos yuyos y le da vuelta el brazo para atrás , quebrándoselo en forma expuesta, o sea con el hueso para afuera.
Si uno lo escucha cuando dice: “Yo soy como el perro una lambidita y listo”, pero otra historia cuenta su señora que lo tenía que esperar y a veces llegaba todo sucio , ensangrentado y además con alguna quebradura.

EL TORDILLO PAMPA

Al famoso caballo Tordillo Pampa lo conocí a través de los años en varias ocasiones y también al hombre que lo montó Don Fito Velásquez , un hombre de Trenque Lauquen que lo montó con encimera pelada y hoy debe tener 80 años de edad, eso fue allá donde estaba el antiguo club de planeadores, ahí mismo donde era la Universidad vieja, lo tenía el finado Carmona que era quien lo cuidaba y lo había comprado el Doctor Colombato para la provincia y después quedó para Carmona.
Una vez en un asado me dice el dueño : “Probáme el tordillo porque anda medio lerdo”, y lo monté..... apenas le aguanté dos vueltas y donde picó para adelante no me dejó ni un botón de la camisa......,rememora El Pobre Viejo.
También hizo intentos de tener su propia tropilla ,pero el socio que buscó o le tocó en suerte lo defraudó , el dice que “era muy ligero de los pieses”, eso sí recuerda su tropilla en unos versos hermosos que él mismo escribió.
De lo que siempre se cuidó o a lo que más miedo le tenía era a la patada en el aire cuando el domador va cayendo , porque ese golpe puede ser mortal.
Define a la doma y los caballos como el oficio que le permitió conocer , viajar y vivir más o menos bien y formar su familia , criar y educar los hijos, mientras domaba, porque desde que se retiró hasta ahora no se ha podido jubilar o recibir una pensión, pese a tener certificada una incapacidad física del 85 por ciento en Salud Pública.


Diario "La Arena" - Sup "Caldenia" . 10 de agosto 2003 - Pag 10 y 11-
Autor: JUAN PABLO MORISOLI -
TOPOGRAFO , ESCRITOR Y VIAJERO. COLABORADOR DE CALDENIA


| Portada | El Encuentro - Los Comienzos | Contando La Platita - La Banda Oriental | Historias de Jinetes |



| Inicio| Contacto |
Subir
  Los textos, dibujos y fotografías que aparecen en este website están debidamente autorizadas para poder ser publicadas en el sitio. Quedando de esta forma prohibida cualquier reproducción sin el permiso explícito de los sus autores. © 2000-2003 COPYRIGHT