25 DE MAYO.
« volver

SU ENTRECORTADA HISTORIA
Y SU RICA PROYECCIÓN DE FUTURO.
26 de Julio de 1909
25 de Mayo, pueblo ribereño del río Colorado, presenta una historia atipica dentro de La Pampa y una vida donde confrontan las dificultades de los distintos tiempos y el potencial que loproyecta al porvenir.
Como fundación está aceptada la fecha 26 de julio de 1909, en que el presidente José Figueroa Alcorta firmó el decreto de creación de la Colonia Agrícola y Pastoril 25 de Mayo, que constituyó un parcelamiento, pero el poblamiento post-indígena empezó mucho antes.
Cuando el desarrollo de los cultivos iba en aumento, se produjo la tristemente memorable inundación de 1914, que destruyó la producción y costó tantas vidas. El área se repobló, pero inorgánicamente, hasta que con los planes de aprovechamiento sistematizado a partir de la década del 50, años después surgió el 25 de Mayo actual. Por eso suele hablarse del "pueblo de las tres fundaciones", que no son tales, lo que si, en su trayectoria hay tres épocas definidas:
hasta la creciente del "14", desde entonces hasta 40 6 50 años más tarde y la etapa presente.
Colonia 25 de Mayo, ahora llamado sólo 25 de Mayo, está en el departamento Puelén, el más extensode la provincia. De "La Pampa Total", de Fernando Aráoz se extraen estos datos:
Puelén 13.160 Km. cuadrados
Curacó 13.125,
Utracán 12.967
Lihuel Calel 12.460
Limay Mahuida 9.985
Loventué 9.235
Chicalcó 9.117
Caleu Caleu 9.078
Chalileo 8.917
Hucal 6.047
Toay 5.092
Conhelo 5.052
Rancul 4.933
Atreucó 3.580
Guatraché 3.52.5
Chapaleufú 2.570
Quemú Quernú 2.557
Catriló 2.555
Maracó 2.555
Capital 2.525
Real icó 2.450 y
Trenel 1.955.
El total de La Pampa en kilómetros cuadrados es de 143.440.
Como comunicación, desde el Este llegan a la zona dos rutas provinciales: la Nº 20 que la conecta con la mayor parte de La Pampa y la Nº 34 que costea el río. Hacia el Norte va la nacional Nº 151 que prosigue hasta Santa Isabel.
25 de Mayo es administrado por su municipalidad, que comprende asimismo Casa de Piedra, El Sauzal y hasta Gobernador Ayala.

Ríos y poesías
Para las pampeanos del Este, de esta parte de Pampa adonde llegó el ferrocarril, 25 de Mayo es un poco el enigma, ese pueblo que está lejos pero que también es La Pampa. Considerado el polo de desarrollo por toda la riqueza que depara el río, más la diversidad de vivencias cantadas por poetas como Juan Carlos Bustriazo Ortíz y Edgar Morisoli, motivo saliente para la Asociación Pampeana de Escritores y que se refleja en otros poetas que desde la población Veinticinqueña
escriben "Vertientes de 25 de Mayo", publicación de 1991.

Poblamiento y fundación
La trayectoria prefundacional es descripta en el informe de Moira Morisoli de Santamarina, que habla de un "poblamiento espontáneo" al referirse a los asentamientos en la última parte del siglo XIX. Menciona, entre muchos datos, el decreto del 21-8-1879 que reservó márgenes del Colorado para pueblos y colonias; la entrega de tierras al General Juan Ayala, que empero no significó asentamiento de gente; la llegada de «crianceros» chilenos que como "intrusos", sin ningún
vínculo legal, se establecieron desde 1885, el estudio preliminar de la cuenca que se confió al hidráulico italiano César Cipolletti, en 1 898, que determinó 1 5.000 hectáreas aprovechables en la ribera pampeana; el regadío que los chacareros intrusos efectuaban hacia 1905; el origen de la conocida como "Estancia de los Ingleses", cuando hacia 1907 hubo británicos que adquirieron predios y una medida presidencial permitió la derivación de caudales del río para las necesidades
de esa colonia.
Tras la fundación oficial, 1 909, la misma investigadora destaca que la zona logró afianzamiento con el desarrollo agrícola en El Sauzal, Estancia de los Ingleses e isla de Colonia Chica.

La creciente deI "14"
Las colonias progresaron hasta que el 30 de diciembre de 1914 se produjo la inundación que ocasionó centenares de ahogados, se destrozaron campos en plena producción. Los daños también habían sido enormes aguas arriba, donde cortaron la comunicación por vía férrea y telegráfica de una vasta superficie.
El diario "La Capital" de Santa Rosa del 6-1-1915 dice que "...alcanza a una cuantiosa suma el cálculo de los perjuicios materiales y muchas son las personas que han perecido victimas de la inundación que, como un alud se ha desencadenado sobre una extensa región sin dar tiempo a los pobladores para poner a salvo su existencia y bienes".
Un trabajo especialmente amplio y minucioso sobre la creciente, pertenece a Raúl Hernández difundido hace casi dos décadas en el periódico "Mi tierra", también de la capital pampeana, llamado "La crezca grande"."Dentro de los acontecimientos que han quedado como hitos de la cronología pampeana, hay uno que es seguramente el más tristemente célebre, 1914 o el año de la crezca grande" -dice el autor. Además de detallar aspectos geográfico-físicos que explican el hecho, como la abundante nieve del invierno previo y el enorme caudal de deshielos consiguiente, el desborde de la laguna Carri Lauquen en el curso superior, que se habría producido el día 29, y la circunstancia de tratarse de un río de fuerte pendiente, Hernández consigna que en 25 de Mayo, primero se creyó que era una tormenta de tierra, mas vino tal avalancha de agua que casi no dio tiempo a nada. Sólo una parte de la población salvó su vida al ir de a caballo o de a píe a lo alto de las bardas. Añade que se había avanzado en cultivos y forestación y hasta se esperaba una línea del ferrocarril,
pero "la avenida catastrófica de agua que a fines de 1914 recorrió el valle del río Colorado, no sólo se llevó muchas vidas, sino que sumió al incipiente desarrollo agrícola que se esbozaba, en un cono de penumbras que duró varias décadas".

Testimonio de un drama
Aunque una comunidad siempre supera las contingencias con acciones, la tragedia del 14 quedó en sus vibraciones, y dejó en sobrevivientes y descendientes la sensación por el recerlo. Pero si es cuestión de buscar un caso de proyección de ese trance en el tiempo, esta historia deparó el nombre de Domingo Retamales, símbolo de la crezca grande pintado en El Bautista de la
Rinconada, con que Edgar Morisoli y Lalo Molina graficaron la vida de quien, luego de haber edificado con su familia y su trabajo, con la catástrofe quedó sin todo ello, salvó su vida orgánica, pero su mente quedó acompanada hasta el último día con el drama.

El largo interregno...
El estudio de Moira Morisoli recuerda que tras la creciente, la localización de tierras de regadío fue dejada de lado más de 40 años. De a poco se formó Colonia Los Viejos o Los Cinco Viejos, con vecinos que quedaban dispersos y españoles e italianos que llegaron y que incluso cultivaron las viñas y produjeron vino en pequeña escala.
Como intentos de repoblamiento también estuvieron la Estancia de los Ingleses, Colonia Chica, Colonia San Isidro (Gobernador Ayala) y Colonizadora del Sur en Peñas Blancas y Valle Verde.

La era del regadío
La idea de recuperar 25 de Mayo se tradujo en acciones hacia la mitad del siglo. El ministro Justo Tierno (1953-54) le dio curso oficial y se desarrolló una política de continuidad en el tiempo. Llegarían la Comisión Técnica del Río Colorado y el actual Ente Provincial, que tiene sede en la población costera.
Con la obra de riego y la generación eléctrica, posibilitadas por la presencia del río, más la cercanía de pozos de petróleo en producción, se tiene que 25 de Mayo es un centro urbano que sintetiza un área económica de perfil muy especial dentro de La Pampa.En cuanto al asentamiento de pobladores, tomó forma urbana a partir del nucleamiento de vecinos en torno al campamento provincial en 1960. Se empezó a delinear el actual 25 de Mayo, el nuevo.A poca distancia subsiste 25 de Mayo Viejo.

Suelo, instituciones, población
La atipicidad ya comentada de la historia de 25 de Mayo, muy distinta por su contenido a la que se dio en los pueblos del Este, corre paralela a las diferencias topográficas de La Pampa. Aunque por su denominación, a nuestra provincia se la relacione, a veces excluyentemente. con la llanura argentina, el total de su relieve no ofrece uniformidad. Como la manifiesta el desaparecido Fernando Aráoz, "...los inmensos arenales del centro, los relieves amesetados del Oeste y el paisaje quebrado por importantes valles y depresiones, desmienten esa supuesta horizontalidad, otorgando una fisonomfa heterogénea, variada, propia de las áreas de transición". Esa transición tiene como otros ingredientes los ríos, que irradian en poblaciones ribereñaspeculiaridades de su suelo. Tal el caso de la localidad de 25 de Mayo.
La vida en la planta urbana requirió de instituciones, entre ellas, las educativas. Actualmente, en el pueblo funcionan las escuelas Nº 110, Nº 210 y Nº 248, la Especial Nº 10, Laboral Nº5, JIN Nº 12, Centro de Apoyo Escolar, Escuela de Adultos y en educación media, el Centro Educativo Polivalente. Además, cabe contarlas escuelas Nº 141 de El Sauzal: Nº 179 de 25 de Mayo Viejo y Nº 187 de Colonia Chica.
En el área de salud, el Hospital "Doctor Jorge Ahuad" ampara un vasto radio del suroeste provincial. El rol de la difusión es cubierto por el periodismo gráfico, radial y televisivo. En el primero hay un periódico bimestral y una revista. En materia oral está la Radio Municipalde amplitud modulada, precedida por una propaladora que cesó al constituirse aquella, y hay tres estaciones de frecuencia modulada, una de ellas del municipio. Además, funcionan dos canales abiertos de televisión. En el plano institucional, también deben consignarse el Club Punto Unido y la Biblioteca Popular "Mariano Moreno".
Acerca del poblamiento, antes de la era del regadío podía considerarse solamente rural, que arrojó 460 habitantes en 1942, por tomar algún punto de referencia dentro de una prolongada etapa. El censo de 1960, punto de inflexión entre das épocas, mostró una localidad con 686 vecinos, cantidad que en pocos años se elevó luego en forma notoria. Por último, en 1991, el conteo arrojó 4.394 habitantes en el pueblo, 407 en Casa de Piedra y 1.313 en el ejido rural, que incluye las distintas poblaciones ya enumeradas, con lo que el total de la jurisdicción comunal ascendió a 6.114.-


Fuente: "Los Pueblos de La Pampa", (Apuntes sobre su nacimiento, su historia) - 2da Edición Año: 1999 - Autor: José H. Alvarez

« volver