Tomás Domínguez


Hormigas coloradas
(curiosidad)



En los salitrosos y húmedos terrenos de los bañados del río Salado como también en el Atuel, existen numerosas cantidades de hormigueros de hormigas coloradas que aún cuando se parecen a las comunes, es decir, a esas hormigas que tantas veces vemos en los alrededores de la laguna Don Tomás o en cualquier lugar del interior de nuestra provincia, esa que se nos mete en el azúcar y en el pan mientras nosotros nos damos un regio baño en la laguna Utracán, eso no es nada, lo peor de ellas es que son como las vecinas mal llevadas y en cuanto se te meten en la ropa te pican por donde venga y... a rascarse sé ha dicho!.
No recuerdo bien pero creo que tienen como dos rayitas negras en la parte trasera; son un poco más grandes y de temperamento completamente belicoso, si usted curioso lector duda de esto meta el dedo en el hormiguero luego y verá el resultado.
Les hago un cuento verídico por supuesto.
Juan Buichelo era algo así como un hermano de crianza que estuvo con nosotros como hasta el año 1923, tenía por costumbre sentarse sobre un hormiguero, cuando mi padre lo retaba allí se quedaba hasta que a las hormigas se les pasaba la rabia e iba a parar al estanque de agua ahí para curarse de las picaduras que como es de imaginar ya sabemos lo molestas y dolorosas que éstas son. Se contaba que mi hermano mayor Diego, también en cierta ocasión trató de imitarlo, las consecuencias de esta aventura le resultaron desastrosas porque el hombre se sentó desnudo sobre el hormiguero; nunca más repitió la hazaña.
Hablaré de un pasaje de la vida de las hormigas, en los bañados del río Atuel. La casa que construyen estos animalitos es muy curiosa, trátase de un pequeño montículo de tierra en forma de cubo, de unos treinta centímetros de alto asentado generalmente a la par de algún yuyo, puede ser jumillo, pasto salado, cachiyuyo o un palo cualquiera que hace las veces de cimiento. Allí se efectúa la construcción del hormiguero o nido como se les llama; cuyo interior está compuesto por laberintos de múltiples cuevitas que no parecen tener ni punto ni rumbo fijo pero sí es constantemente recorrido y vigilado por sus habitantes, algo así como al parecer fue un castillo medieval.
Esta original construcción que no es otra cosa que un sinnúmero de tubitos sin relación de continuidad cubiertas por una fina capa de tierra no es otra cosa que una mortal trampa para aquellos incautos insectos que andan siempre en busca de refugios temporarios; he observado que al golpear o producir un agujerito en la fina capa de tierra del hormiguero éstas aparecen de inmediato en actitud nada amigable por cierto y el intruso que fue a molestar la papada muy caro.
Si es un insecto pequeño lucha tenazmente para morir dentro del hormiguero, si es un animalito con algo de tuerzas seguro salvará el pellejo, pero con varias hormigas prendidas en todo el cuerpo.
El nivel de agua de la corriente va invadiendo, las hormigas se movilizan tratando de huir desesperadamente, no pueden hacerlo porque va el agua las ha rodeado, además quizá estos insectos sean unos de los pocos a quienes la naturaleza no los ha dotado del arte de nadar, entonces trepan desesperadamente hacia la cúspide del montículo de tierra del hormiguero; desde allí comienza el agua a sacarlas de a poco; la corriente es la encargada de llevarlas, se forman pelotones de hormigas, de ese modo consiguen flotar, la que se desprende muere ahogada, al chocar con algo sólido tratan de asirse a lo que venga por eso a veces cuando se está gozando de un regio baño en el río tiene que salir con carácter de muy urgente a sacarse las hormigas que se le subieron a la espalda o se le prenden de cualquier parte del cuerpo. Por esa razón es que tos hormigueros están siempre cimentados por una base sólida, de cada grupo que se desprende nace un nuevo hormiguero.


| Portada | Prólogo | Tortuga asada | Cola de Lagarto | Chaya en bolsa | Te pampa |
| El chileno Mulena | El chileno Martínez | Oeste pampeano | Rastrear | Rastros de animales |
| Yarará | Gato Montés | Gato Bayo | Bamdurria | Lechuzón | Pelea de Gatos | El zorro y el gato |





| Inicio | contacto |


Subir
  Los textos, dibujos y fotografías que aparecen en este website están debidamente autorizadas para poder ser publicadas en el sitio. Quedando de esta forma prohibida cualquier reproducción sin el permiso explícito de los sus autores. © 2000-2002 COPYRIGHT